Blog con derechos de autor

lunes, 30 de julio de 2012

Wollstonecraft: Una mujer no es un juguete







Mary Wollstonecraft, escritora y filófosa (1759-1797), escribió un libro revolucionario reivindicando los derechos de las mujeres en una sociedad completamente machista, que no les había dado su lugar ni después de la revolución donde participaron ampliamente.


La Revolución Francesa cambió el mundo, pero no para las mujeres. Incluso se sentían marginadas y ninguneadas por los revolucionaros más activistas que se proclamaban defensores de las libertades.


Fue el gran Rousseau quien, en su libro “Emilio o la educación”, afirmó que la mujer debía ser educada para dar placer.
Mary, en su libro: "Vindicación de los derechos de la mujer", censuraba a algunos escritores que, por la aceptación de sus escritos, habían hecho de las mujeres un objeto de piedad cercano al desprecio. La falta de utilidad que denuncia, era aún más evidente en su misma clase social. Las mujeres de la clase media y de la burguesía ni tan siquiera tenían posibilidad de realizarse por medio del trabajo duro y poco cualificado, y mucho menos, poder sostener a la familia.


Decía Mary que la misión que le encomendaba la sociedad a las mujeres, era adquirir la perfección de la inercia. Sus labores eran, más bien, de entretenimiento: pintura, tocar el piano, escribir cartas, actuar de forma agradable, tomar el té con las amigas y mantener una estética atractiva acorde con la moda.



Wollstonecraft: Una mujer no es un juguete

En 1789, tras la Revolución Francesa, la Asamblea Nacional había proclamado la Declaración de los derechos del hombre y de los ciudadanos, pero rechazó la extensión in expresse de tales derechos a las mujeres. Su libro fue una verdadera revolución, la piedra angular del feminismo. Hoy en día, se la considera la primera feminista. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Popular Posts